Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



domingo, 16 de noviembre de 2014

Dejar marchar



Hoy rescato algunas frases de esas que mientras las lees directamente las vas subrayando o, (en mi caso) vas dejando post-it de colorines en los laterales de las hojas.

Las frases rescatadas de hoy son las siguientes: 


KUBLER-ROSS  dice:
“La cuestión no es si debe decírsele a alguien que se está muriendo, sino cómo decírselo”
CARL ROGERS con motivo de la muerte de su esposa comentó: 
“Queremos sujetar a las personas queridas para que no se vayan. Pienso que necesitamos llegar a comprender que hay un tiempo para morir y necesitamos dar a la gente el permiso para morir cuando realmente es el tiempo de morir”.
CHRISTINE LONGAKER escribió: 
“Lo peor que te puede pasar, no es que te digan que te estás muriendo, lo peor es sentirte abandonado en un momento crítico. Cuando evitamos hablar de la muerte cercana, sin saberlo, estamos aislando a la persona moribunda cuando pasa por el mayor dolor físico y emocional de su vida y aunque esté rodeada de amigos, si no es posible compartir la verdad juntos, el moribundo se sentirá solo y abandonado”.

 “Hay que aprender a dejar marchar al moribundo: para que una persona en este caso pueda soltarse y morir en paz necesita oír dos garantías verbales explícitas de sus seres queridos. En primer lugar, éstos han de darle permiso para morir, y en segundo lugar han de asegurarle que saldrán adelante después de su muerte, que no debe preocuparse por ellos.”


Hoy la música la pone la banda inglesa James, os recomiendo este vídeo (Gracias Iñaki por la sugerencia), está muy relacionado con el "dejar marchar".


4 comentarios:

Toni Sendra dijo...

Dejar ir... tan fácil, tan duro. Hoy estoy especialmente sensibilizado con el tema, acabo de llegar de un taller sobre el acercamiento al buen morir. Para los profanos en el tema que somos abrumadora mayoría, que os voy a decir... Hay que vencer el miedo e informarse y formarse y prepararse para ese momento, tanto para el propio de nuestra muerte,como para el momento de las personas que amamos. Gracias a los autores del Blog por todo.

C.S. (Marisa de la Rica) dijo...

Gracias a ti Toni por tu comentario y tu reflexión. Un abrazo enorme.

M.

Jóse Luis dijo...

Nacer, en la inmensa mayoría de las veces es una alegría. Lo de morirse todavía no está muy conseguido a nivel emocional, y eso que la mayoría de las religiones han procurado consolarnos con la visión del paraíso, cielo o como le vengan a llamar.....pero ni por esas. Y eso llega a intrigarme mucho...

No aceptamos el hecho de morir, no queremos morir, no aceptamos la muerte como algo natural, de la misma forma que no aceptamos que somos "averiables" y a veces no podemos ser reparables.

Siempre se ha representado a la muerte como algo doloroso, terrible, como el fin de todo. A lo peor yo tengo la visión de alguien que sobrevive a un cáncer, que se sabe con fecha de caducidad y que además sabe que la muerte puede ser el final del sufrimiento o la respuesta a la incertidumbre.

En fin, no me hagáis mucho caso, es filosofía de un superviviente de cáncer.

Por cierto, os tomo prestadas un par de frases para mi blog.

https://www.facebook.com/cancerseescribeconquimio

Saludos.

Jóse Luis

C.S. (Marisa de la Rica) dijo...

Gracias José Luis por tu reflexión. Nadie quiere morirse, aunque nos quejemos en innumerables ocasiones de la vida, de este mundo... la realidad es que el ser humano desde que nace tiene el 100% de probabilidad de morir y eso... todavía no lo acabamos de asumir.
Puedes coger las frases que quieras... estás invitado ;)

M.