Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



jueves, 13 de diciembre de 2012

Allí...


 
"Encontré este poema, fotocopiado en una de las paredes del pasillo de una residencia de ancianos", Dra. Sánchez Sousa.

 
Mi Madre
 
Allí, en tu memoria, quedaron anclados
la luz y la gloria, los campos, los prados.
El sueño despierto de la noche fría,
el sollozo triste de la luz del día.
Allí, en tu memoria, querrás reservarme
un pequeño espacio, donde cobijarme.
Tomarás mi mano, sentiré el abrazo,
la fuerza que siempre me dieron tus brazos.
Allí, en tu memoria, nuestra infancia queda
como una semilla que flores te diera.
Tú fuiste el soporte, tú fuiste la cuna,
tu amor sigue siendo el sol y la luna.
Allí, en tu memoria, lo desconocido
hará que tus venas no tengan latido.
Llevarás el miedo prendido en el alma,
tan sólo mis besos te darán la calma.
Allí, en tu memoria, no existen relojes,
verano e invierno se fueron veloces.
Osadía grande la de la cordura,
planeando siempre sobre la locura.
Allí, en tu memoria, quedaron mis besos,
mi risa, mi llanto, mi almacén de cuentos.
Mi amor incansable a tus verdes ojos,
libres de amarguras, de penas y enojos.
Allí, en tu memoria, ¿cómo yo podría?
llenar tus silencios de inmensa alegría.
Romper la cadena que a veces tortura,
borrar de tus horas lo que hay de amargura.
Allí, en tu memoria, si el hoy se hace hielo,
vestirán cipreses negros terciopelos.
Llenarás espacios con tu gran sonrisa.
Serás la más bella, sin sombras, sin prisa.
Grabadas a fuego, escribiendo historia,
están mis raíces... ¡Allí... en tu memoria!