Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



miércoles, 16 de junio de 2010


SI ME AMAS, NO ME LLORES

La muerte no es nada.
Solamente he pasado al otro lado.

Yo soy yo. Tú eres tú.
Lo que éramos el uno para el otro, seguimos siéndolo.
Dame el nombre que siempre me has dado,
háblame como lo has hecho siempre.
No uses un tono diferente,
no tomes un aire solemne ni triste.
Continúa riéndote de lo que nos hacía reír juntos.
Sonríe, piensa en mí, reza conmigo.

Que mi nombre se pronuncie en casa como siempre,
sin énfasis de ninguna clase, sin huella de sombra.
La vida significa lo que siempre ha significado,
es lo que siempre ha sido: el hilo no se ha cortado.

¿Por qué estaría yo fuera de tu pensamiento?
¿Simplemente porque estoy fuera de tu vista?
No estoy lejos....justo al otro lado del camino.

Ves, todo está bien.
Si me amas, no me llores!


Según San Agustín


4 comentarios:

princesa_ dijo...

Gracias!
Ya no recordaba éste escrito y es uno de los más llamativos por su ternura y cruel realidad.
Un canto a la muerte, que no pretende ser recordada como tal.
Me gusta el blog, lo enlazo.

Violeta dijo...

Hola princesa.
Si, es una aceptación de la muerte como parte de la vida. Yo no lo veo cruel, lo siento cercano, casi te diría que describe la muerte como algo cotidiano, incrustado en la vida.
Me gusta que te guste el blog.
Un saludo

Cassiopeia dijo...

Hermoso. Lo llevo como tatuaje y se me había olvidado... Gracias

anjali dijo...

¡Simplemente precioso!
Me ha encantado la forma en que ha expresado San Agustin, el deshacernos de una envoltura y seguir viviendo en un cuerpo menos denso, que es como yo veo la muerte.
Un beso.