Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



martes, 23 de agosto de 2011

Cuentan que un arquero se empeñó en querer cazar la luna.
Noche tras noche el arquero dirigía su arco hacia ella, lanzando sus flechas con creciente intensidad. Los vecinos, viéndole esforzarse en querer conseguir su sueño, se burlaban de él...
El arquero nunca consiguió cazar la luna, pero se convirtió en el mejor arquero del mundo.


4 comentarios:

Antonio R. dijo...

Precioso Violeta, como tus comentarios y tu sensibilidad. ¿Para qué sirve la luna? Pues, como diría E. Galeano, para caminar, para conseguir trabajar por los sueños. Besazos .

Cassiopeia dijo...

Bendita Luna.
Bendito arquero... y benditos vecinos que con sus burlas provocaron importante logro!
Besos

Cassiopeia dijo...

... benditas nuestras metas...
aunque parezca que nos esforzamos en vano!
xoxoxo

Violeta dijo...

Para qué está la luna ahí arriba, esa bendita luna? Yo también lo creo, para mostrarnos el sendero de plata que nos lleva hasta nuestros sueños, nunca en vano (aunque pudiera parecerlo).
Gracias a los dos por estar. Y, si pudiera, os daría los besazos en directo.