Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



domingo, 19 de abril de 2015

De vuelta...



Tras unos días intensos en las VI Jornadas de la Asociación Española de Enfermería en Cuidados Paliativos (AECPAL), celebradas este año en la preciosa ciudad de Málaga, vuelvo con la satisfacción de haber podido "desvirtualizar" a gente estupenda como Luis, Rafa, Margarita... y volver a reencontrarme con gente estupenda y comprometida como Alvaro, Isidro, Ruth, Luis, Lourdes... y un enorme etcétera.
También con la gran satisfacción personal de que mi trabajo se viera reconocido con el premio a la mejor Comunicación oral de las Jornadas.

Hoy rescato alguna de las frases que más me han gustado y que se han pronunciado en las mesas de expertos de estas Jornadas.

Experto es el que ha cometido todos los errores en su campo. 
Para comprender algo humano hay contar una historia. 
Detrás de cada persona hay una gran historia. 
Somos biología... pero sobre todo somos BIOGRAFÍA. 
Hemos desgastado el término trabajar en equipo, cuando la realidad es que no sabemos trabajar en equipo.  
La prudencia en enfermería es la síntesis de todas las virtudes.  
La PRESENCIA palia el desasosiego en el paciente que sufre.  
Ningún ser humano es una isla.  
Se confunde con frecuencia el consentimiento informado con consentimiento firmado.  
Nuestra relación con el paciente es de ayuda, no contractual.


Y por último citar un libro recomendado por Nani Granero durante su exposición: Confesiones de un médico de Alfred Tauber.



Para Tauber la Medicina es en esencia un ejercicio ético, y no puede no serlo ni puede ser otra cosa, aunque obviamente necesite otros desarrollos posteriores científicos y tecnológicos para alcanzar sus objetivos de ayuda profesional. 

… la exigencia básica: practiquemos una medicina ética en su forma más fundamental. El cuidado del paciente supone reconocer y responder a la persona que sufre: no como paciente, no como cliente, no como consumidor, sino como alguien que apela a la humanidad del médico”. (Pág. 13).

2 comentarios:

Margarita Baena Rodríguez dijo...

Gracias Marisa....han sido unos dias estupendos!
Me alegro de haberte conocido y me siento orgullosa de pertenecer al equipo de enfermeras de cuidados paliativos. ..

C.S. (Marisa de la Rica) dijo...

Lo mismo digo Margarita. Un gustazo conocerte en persona.
Un abrazo.
M.