Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



viernes, 2 de abril de 2010


Ayer nos fuimos de tapas con V., un cuidador de 90 años.

Llevábamos días resistiéndonos al vermú que nos tenía preparado siempre en casa cuando íbamos a visitar a su esposa, pero ayer fue diferente. Le notamos frágil, muy cansado, agotado, a puntito de tirar la toalla,....y allí que nos fuimos.
En el bar cambió, se sintió sin presión, disminuyó la tensión que mantiene día y noche, la soledad que le acobarda, perdió la máscara de fortaleza con la que se disfraza cada mañana al levantarse, se relajó y nos contó....
Cuando nos despedimos, empezó a llorar como un niño, dándonos la espalda para que no le viéramos,.... pero le vimos y nos caló.


Detrás de cada cuidador hay una historia, una gran historia.