Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



domingo, 10 de octubre de 2010


Para mi corazón basta tu pecho,
para tu libertad bastan mis alas.
Desde mi boca llegará hasta el cielo
lo que estaba dormido sobre tu alma.

Es en ti la ilusión de cada día.
Llegas como el rocío a las corolas.
Socavas el horizonte con tu ausencia.
Eternamente en fuga como la ola.

He dicho que cantabas en el viento
como los pinos y como los mástiles.
Como ellos eres alta y taciturna.
Y entristeces de pronto, como un viaje.

Acogedora como un viejo camino.
Te pueblan ecos y voces nostálgicas.
Yo desperté y a veces emigran y huyen
pájaros que dormían en tu alma.

“20 poemas de amor y una canción desesperada”
Pablo Neruda


Hoy hemos acompañado a nuestra compañera/amiga en el día de su boda. No me gustan especialmente las bodas, los bautizos, las comuniones ni los entierros. Creo que los sentimientos y los actos no suelen ir parejos en tales celebraciones. Pero hoy era diferente, ella cree en lo que ha hecho, siente que ésta era la manera. Sincera, emotiva, radiante desde adentro.

Ha sido un lujo compartir con ella esta fiesta, del mismo modo que es un lujo compartir el día a día.

Y somos las mismas...risa, vida, lágrimas, amor, muerte,...aprendiendo mientras caminamos.

"Porque el amor es fuerte como la muerte."

(Ct. 8,6)



2 comentarios:

Antonio R. dijo...

Felicidades! Hay que tomarse un respiro, aunque haya que casarse para ello(es broma). Besos

Violeta dijo...

Qué cosas....la vida!!