Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



jueves, 6 de enero de 2011

DóNDe eSTáS ?

Hoy, una persona muy cercana, especial y muy querida, demasiado querida, ha olvidado que era la Noche de Reyes. Esa noche que siempre había recordado bien durante tantos años, toda la vida que yo recuerdo... Y cuando ya mayores, nos decía que dejáramos un zapato al lado de la ventana que, seguro, al día siguiente estaría lleno de cosas, de cosas intangibles, de esas que no se ven, que son los regalos del alma,... los mejores, decía.
Hoy ha vuelto a perderse en las olas del olvido, su mirada transparente revoloteando en la trastienda de su memoria.


La eNFeRMeDaD DeL oLViDo I

“Según la Fundación Alzheimer España, se estima que un enfermo tiene un promedio de 10 a 12 años de vida. Se describen 3 fases o grados que sirven para definir el estado evolutivo de la enfermedad: ligera, moderada y severa.

En la fase ligera se sufre pérdida de memoria, habitualmente de hechos recientes. Olvida sus citas, fechas, encargos, llamadas telefónicas, el nombre de las personas y de los objetos familiares. Tiene dificultades para seguir una conversación, se equivoca en sus cuentas, no paga las facturas.

Presenta cambios bruscos de humor, se enfada cuando se percata de que ha perdido el control sobre los elementos que le rodean. Tiene tendencia a aislarse en un entorno familiar que conoce bien, sale menos y no quiere ver a sus amigos. Aunque continúe razonando y comunicándose bien con los otros, tiene, sin embargo, problemas para encontrar las palabras precisas, sus frases son más cortas y mezcla ideas que no tienen relación entre sí.

En esta fase, explican los expertos de la Fundación, el enfermo todavía está bien. No se pierde y aún puede conducir, se viste solo y come bien. Es capaz de realizar las actividades de la vida diaria sin demasiados problemas, incluso sus actividades profesionales. Sólo sufre pérdida de memoria....” (Continuará)

De un artículo de Juan Riera Roca,
publicado en AragónSalud (diciembre 2010)


"Con la mirada perdida,
buscando la nada
más allá de donde sus ojos miran."

3 comentarios:

zarepsd dijo...

Buenas, deciros simplemente que me encanta vuestro blog. La rama de la sanidad es muy compleja, y blogs de este calibre te hace ver día a día que no estamos solos...
Pero el motivo principal, de mi comentario es que sé que sois dos que haceis el blog, y una de ellas tenia otro a parte de este que seguia cada día. Actualmente no me deja acceder, supongo que porque lo borró...pues Anita, de cerraste mi fuente de inspiración...espero que regreses.
Un abrazo para las dos.

Violeta dijo...

Otro abrazo zarepsd!!

Antonio R. dijo...

Has vuelto a emocionarme de nuevo, Violeta. Tú sí que eres especialista en movilizar emociones. Gracias ,una vez más, por hacernos mirar para un rincón muchas veces olvidado, sin tener Alzheimer, que es peor. Besazo enorme donde quieras.