Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



domingo, 10 de abril de 2011

ViaJaNDo vs ViVieNDo

Estamos viviendo tiempos de cambio. Y no sólo yo.

Quizás por eso no disponemos de todo el tiempo que quisiéramos para dedicarlo a una de nuestras ocupaciones favoritas, nuestro blog. Lo sentimos amigos fieles que soléis asomaros a este rincón buscando vida y complicidad, y también por nosotras mismas ya que, al menos para mí, escribir en este blog me ayuda a parar y reflexionar mientras ordeno sentimientos e ideas y es, sobretodo, un placer.

Para mí, el cambio que se está produciendo en los últimos tiempos supone un traslado a otro lugar, en el que mi quehacer diario sigue siendo el mismo, los cuidados paliativos domiciliarios, y donde espero poder iniciar un tiempo de vida nuevo y diferente. Me alejo de cosas, más bien personas, muy, muy, queridas por mí y de lugares y costumbres, más bien afectos, que me llenan y me recolocan, aunque a veces dejo que algunos me ahoguen. Es por eso, seguramente, que ruedan muy a menudo las lágrimas por mi cara y siento que la vida me balancea hacia delante y hacia atrás, mientras mis pasos aún son torpes y dubitativos.

Mi vida profesional me ha llevado a muy diferentes lugares y durante mucho tiempo me acostumbré a las mudanzas frecuentes. Pero supongo que me hago mayor y quizás más sentimental, y los cambios me cuestan, aunque pienso que la etapa que inicio, y que de momento está siendo un poco dura, puede llegar a ser muy hermosa. Seguiremos compartiendo experiencias y cosas varias en este pequeño (en espacio físico), grande (en sensaciones y emociones) y entrañable espacio.


“La noche de la víspera de un viaje, al cesar el entumecimiento de las costumbres que están a punto de terminar, nos juzgamos”.

Marcel Proust


“Al regreso de un viaje nos preguntamos si es la Tierra la que se ha empequeñecido o somos nosotros los que nos hemos engrandecido”.

Paul Morand

7 comentarios:

El tiete volador dijo...

Los cambios nos producen desasosiego por el miedo a lo desconocido. Decía una vez un conferenciante, cuyo nombre no recuerdo, que el ser humano es miedoso por naturaleza y que el 90% de sus miedos nunca llegan a suceder, así que ánimo con esos cambios y que tengas una rápida adaptación a lo nuevo. Seguir creciendo personalmente y mejorando es un magnífico objetivo. Mucha suerte.

Anónimo dijo...

Sois personas muy muy especiales,.
Verás que todo irá bien Violeta,..

jc.

C.S. dijo...

Todos estamos en continuo/s cambio/s, aunque a veces no los percibimos. En el caso de Violeta y en el mío son cambios voluntarios... de esos en los que se mezcla un poquito de incertidumbre... tal vez incluso un poquito de miedo... pero muchas ganas e ilusión.

Gracias tiete volador (Paco), estoy deacuerdo contigo en que seguir creciendo personalmente y mejorando es un magnífico objetivo.

Anónimo (JC)... gracias por el piropo.

Violeta dijo...

Cuando uno decide cambiar, y no porque la vida te obligue (esos cambios son diferentes), es porque sientes que una etapa llega a su fin y que otra empieza, que los hábitos se empezaban a hacer costumbres y los movimientos circulares, atrapándote en una perezosa espiral. Puedes creer que dañas a alguien, incluso a ti mismo y, aunque es verdad que al moverte a veces molestas, es más cierto que lo que cuenta es la actitud y todos hemos de aprender a adaptarnos y a esquivar las esquinas.
Los cambios ayudan a tener perspectiva, a conocernos un poco más, hacen que nos desprendamos de parte del equipaje, que hagamos hueco para otras cosas, otros proyectos, otras vidas,..

atlantida dijo...

Hola buscando una imagen de una maleta de viaje, me encontré con tu maravilloso espacio, veo que tienes una profesión muy difícil de llevar comprometiéndote a cuidar de personas ¿con problema de salud? será que algunos en etapa terminal? te tocado tener a tu cuidado, percibo tus sentimientos encontrados, si estoy equivocada en lo que yo percibi en tu interesante y melacolico escrito me disculpo.
ademas te comento que tome prestada tu imagen de la valija de viaje, si hubiese algun problema hasmelo saber por medio de un msj en mi blog.
ha sido un gusto para mi encontrar u espacio, dejo mi saludo y un abrazo y mi deseo de un buen viaje y que todo salga bien en el.

Anónimo dijo...

Hola me paso lo mismo que el anterior comentario, estuve buscando la imagen de una maleta, y me dio con tu blog, soy de Perú y me quede enganchada, soy una persona que esta a veces muy pendiente de lo que le pasa a ella misma, sin imaginar que puede haber personas como tu que brindan una mejor calidad de vida a las personas con cuidados paleativos y que hay tanto por hacer en la vida, y a veces nos ahogamos en un vaso de agua, me dio mucho gusto leer este blog, sigue escribiendo, sabes tengo una agencia de viajes y me pareció muy creativo que des a entender todo esto como un viaje, un viaje sobre la vida misma que es una montaña rusa de sentimientos y emociones.

Asistencia al Viajero dijo...

Hola creo me emociono mucho cuando las personas cuentan sus historias cuando han hecho algún viaje, porque de cierto modo nos motivan a que también tengamos la oportunidad de conocer y aprender un poco lo que hacen los diferentes países y contar como nos pareció la experiencia, es novedoso saber que contamos con personas asombrosas que también les gusta salir adelante y disfrutar un poco de las maravillas que nos ofrece DIOS.
Saludos