Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



sábado, 14 de mayo de 2011

Anteproyecto de Ley





Os copio un artículo publicado hoy en ABC digital firmado por Javier Rocafort, presidente de la SECPAL, y Jacinto Batiz, vocal de ética, en relación con el Anteproyecto de la Ley reguladora de los derechos de la persona ante el proceso final de la vida.








"La atención al final de la vida es una necesidad, y que esta ley desee transformarla en un derecho, es una oportunidad para garantizar una atención adecuada y accesible a quien la precise.



No obstante, con independencia de la aprobación del anteproyecto, desde la Sociedad Española de Cuidados Paliativos entendemos que los ciudadanos españoles, y particularmente los pacientes con enfermedades avanzadas y sus familias, están ya en manos de profesionales capacitados para garantizar una buena calidad de vida y ausencia de sufrimiento intenso, incluso cuando la muerte está muy cercana.

Los profesionales que nos dedicamos a la atención a estos pacientes contamos actualmente con medios adecuados para tratar el dolor y otros síntomas relacionados con las enfermedades en fase avanzada, para orientar la adaptación emocional de los pacientes y familias, para acompañar en el sufrimiento existencial, para comunicar adecuadamente o para promover el máximo bienestar familiar y del entorno social. Que esto se convierta en un derecho real es muy importante, pero como profesionales no podemos olvidar otras consideraciones.

Cuando trabajamos en cuidados paliativos somos conscientes que esta atención debe tener en cuenta varios imperativos éticos: no abandonar al enfermo, aliviar su dolor y cualquier otro síntoma con los tratamientos necesarios, evitar exploraciones diagnósticas y aquellos tratamientos que son más insufribles que la propia enfermedad y que en ese momento se consideran inútiles, y sedarle si a pesar de todos los tratamientos empleados no hemos conseguidos aliviar su sufrimiento, teniendo en cuenta siempre los deseos del enfermo.

De esta forma estamos trabajando ya en cuidados paliativos. Quisiéramos que esta ley nos ayude a poder hacerlo así en cualquier lugar de este país, en el lugar que el enfermo desee, siempre que sea posible, y por profesionales reconocidos oficialmente, algo que la nueva ley deja pendiente, según esta valoración inicial que no podrá ser más profunda hasta conocer su articulado completo. "






El informe del Anteproyecto podéis leerlo pinchando aquí.