Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



martes, 7 de junio de 2011

iRNoS...

Realmente difícil aceptar que la muerte nos arranca lo que más hemos querido, lo que nos ha mantenido vivos durante tantos años, lo que nos daba una poderosa razón para levantarnos día a día.

Me cuesta imaginar qué moverá de la cama a María cada mañana, a quién mirará durante las horas previas al alba justo antes de que el sol despunte rodando sobre el monte que se ve desde su ventana, en qué ocupará el tiempo que rellena el día de veinticuatro horas, qué hará con todos los silencios que a partir de ahora se la van a enroscar en el alma, con la desolación que empieza a colarse en su casa.

Cómo se mide el dolor que asoma por sus ojos entrecerrados por el llanto?

Es grande porque nos empapa a los que estamos con ella, es hondo porque después de irnos de su casa, hace varias horas, aún lo siento aquí adentro.

... Creo que necesito unas vacaciones.