Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



viernes, 12 de febrero de 2010

CoMuNiCaCióN...




Hemos hablado varias veces sobre la comunicación con los pacientes y las familias durante el proceso de enfermedad. Es un tema que nos preocupa y sobre el que intentamos aprender cada día, ya que no existen protocolos ni se estudia en la carrera. Aunque hay muchas técnicas en la teoría y nos hemos intentado formar asistiendo a cursos relacionados con el tema, en la práctica te encuentras sólo (al equipo me refiero, los nuestros no cuentan con psicólogo) ante situaciones difíciles de manejar, duras, muy diferentes entre sí y en las que intervienen múltiples variables y matices. Sin embargo, la comunicación es algo que puede aprenderse y entrenarse.

La comunicación es un proceso, un instrumento terapéutico esencial, que siempre debe ser bidireccional, gradual, ajustado, continuo y cambiante en el tiempo, en función de las necesidades del paciente y la familia. El objetivo básico es permitir la adecuación del paciente y su familia a la situación real que están viviendo, dándoles la oportunidad de adaptarse y afrontar lo mejor posible esta nueva situación y ser conscientes de los cambios que pueden ir surgiendo con el paso del tiempo. No sólo en la transmisión de malas noticias, sino en todo el proceso de la enfermedad.

Se considera que el 60% de la comunicación es No Verbal (postura, actitud, gestos, miradas, tacto,...). Nosotras la comparamos con un baile (como las lentas que ponían antes en las discotecas), en el que el paciente y la familia son los que marcan los pasos y nosotras seguimos su ritmo. Es esencial tener buen oído para escuchar bien la melodía, dejarte llevar y saber seguir el ritmo,....porque facilita el cumplimiento terapéutico, ayuda a tomar decisiones, tanto al paciente como a la familia, genera confianza, ayuda a liberar tensiones, dudas, temores y ansiedad, ventila sentimientos que pueden generar malestar, facilita la relación entre el paciente y los familiares intentando evitar el aislamiento añadido al sufrimiento (dar salida y compartir las emociones y los sentimientos alivia), da apoyo emocional en momentos muy, muy duros, crea refuerzos positivos, ayuda a evitar sentimientos de culpa, facilita el proceso de duelo posterior,... En fin, que es fundamental.

Algunos estudios asocian una mayor edad, una peor situación física del paciente y un bajo nivel educativo a un menor deseo de participar en la toma de decisiones. Este deseo de participar también depende de determinados factores como: significado que tiene la enfermedad para el paciente, fase evolutiva de la enfermedad, factores socioculturales,... Además no siempre los deseos concuerdan con la actitud que posteriormente adopta el paciente, se ha observado que los pacientes que adoptan una actitud más pasiva de lo que desean, presentan mayor grado de ansiedad.

Antes de dar ningún tipo de información es necesario evaluar los deseos y/o necesidades del paciente de conocer información acerca de su enfermedad. Estos deseos deben ser valorados durante las distintas fases de la enfermedad, pues pueden variar con el tiempo.



Experiencias nuestras y algunas anotaciones del
Manual de Control de Síntomas
en Pacientes con Cáncer Avanzado y Terminal
J. Porta, X.Gómez-Batiste, A.Tuca

3 comentarios:

C.S. dijo...

Vamos... como tu bien dices Violetilla... y la foto de hoy es muy gráfica. La comunicación, que es algo más que palabras... es un baile.

Amarilis dijo...

Seguiremos bailando, aunque a veces una tenga la sensación de que es un poco arritmica...je,je...hay que intentarlo y prestar mucha atención a la música que suena,tan diferente en cada baile, a la pareja, sus ritmos y cambios...

Violeta dijo...

Creo que es importante eso, recalcar que la comunicación es algo más que palabras enlazadas formando frases...

Y me alegro de que sigamos bailando porque tú tienes muy buen oído para las melodías....