Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



lunes, 5 de marzo de 2012

CuiDáNDoSe...

Los CUIDADORES son personas que:
Sufren
Respetan
Disfrutan
Perdonan
Ríen
Tienen miedo
Lloran
Sienten
Aciertan
Tienen vida propia
Se equivocan
Necesitan ayuda

Con respecto al enfermo:
Aceptan la enfermedad y hablan de ella.
Se informan y se forman sobre los cuidados adecuados.
Comparten con su familia los cuidados del paciente.

Con respecto a si mismos:
Reconocen sus límites.
Abordan los problemas de uno en uno.
Aprenden a decir NO ante demandas inapropiadas o excesivas.
Buscan soluciones razonables.
Conocen los derechos del cuidador y los ponen en práctica.
Delegan en otras personas.
Se alimentan adecuadamente, dedicando el tiempo necesario.
Hacen ejercicio físico.
Descansan lo necesario.
Expresan sus sentimientos, los positivos y los negativos.
Son tolerante consigo mismos.
Mantienen las facetas de su propia vida: amistades, aficiones,...
Evitan el aislamiento, salen de casa.
Afrontan la tristeza.
No se sienten culpables.
Se quieren a si mismos.
No caen en el desánimo.
Piden ayuda a otras personas y/o profesionales.
















Cuando se acepta la responsabilidad de cuidar a otros,
se debe igualmente aceptar la responsabilidad de cuidarse a sí mismo.



2 comentarios:

Antonio R. dijo...

Difícil es decirlo más claro y más sencillo. Los cuidadores nos dan todos los días una lección de coraje y entrega.Nos enseñan cómo afrontar la adversidad con dignidad y cariño.
Mil besos, Violeta, por tus estímulos.

Violeta dijo...

Lo has definido muy bien. Pero además, ser cuidador implica una gran dosis de saber, saber de casi todo pero también saber sujetar las emociones para seguir la intuición cuando las situaciones te desbordan y te sientes vacío, vacío de tu propia vida y agotados los recursos que habitualmente te ayudaban a manejarla. Es complicado, lo vemos cada día.
Gracias por los mil besos, Antonio, que espero recibas de vuelta.