Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



domingo, 31 de agosto de 2014

QueReR...


Me voy unos días porque necesito descansar, cambiar el entorno y sacudirme fuerte, como un perro al salir del agua. Necesito oler el verde, sentir el azul y escuchar el arco iris entero. En este último año y medio la vida se ha puesto del revés, me ha exigido mucho y he renunciado también a mucho; estoy cansada y necesito estar fuerte para continuar y afrontar lo que esté por venir.

Aunque no lo entiendes muy bien, me despido y desde la puerta congelo la imagen. Te veo solo (porque estas solo aunque vivas con tu compañera del alma) en tu sillón del comedor, la mano extendida hacia ella, que la apoya en la tuya mientras tú se la acaricias. Quizás sea ya el único vínculo que os une al mundo real. A veces María se enfada, no se sabe bien por qué ni con quién, y no te quiere dar la mano, tú te impacientas y, triste y abatido, vuelves a tu soledad.

Te volviste a caer hace poco, magullado caminas a duras penas con el andador por el pasillo, con esa fuerza de voluntad que te ha caracterizado siempre; aún no te atreves a salir a la calle, te duele la pierna y te incomoda que la gente del barrio te vea así. Vosotros que andabais del centro al parque y del parque al centro, intentando no perder la autonomía que los años os iban robando, mientras hablabais sin parar de todo…

El deterioro va ganando pasos día a día y las ganas de vivir se van quedando en el último escalón que conseguiste subir. Pero aún sonríes a veces.

Ella se mantiene en la gruta del olvido, donde la oscuridad también va ganando terreno y, sin embargo, tú sigues siendo su faro en la penumbra, su “papá” al que sigue como si fuera un barco perdido en la tempestad, a punto de naufragar entre las olas de la noche… esa noche que ya la persigue allá donde vaya. Pero aún se ríe a veces.

Lo que uno siente no es sólo implicación, aunque también,… es vínculo, es ternura, es afecto, es amor. No es devolución, es querer.

Y yo quiero.

Alma

7 comentarios:

José María Souza Costa dijo...


Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com

C.S. (Marisa de la Rica) dijo...

Qué bonito escribes compañera!!! Y tú también, SONRIE SIEMPRE!!.
M.

Violeta (Pilar Lázaro) dijo...

Un placer José María compartir contigo emociones y sentimientos, y verte paseando por estas carreteras. Fortaleza, Paz, Amistad y Felicidad también para ti. Un abrazote hasta Brasil.
Y a ti M., qué decirte! Creo que la sonrisa la llevamos a gala desde siempre,... como los ojos verdes, en tu caso! Un besoenoOorme.

Alondra dijo...

Tienes un corazón generoso pero intenta desconectar y hacer todas aquellas cosas que te hagan feliz. La vida sigue y debes cuidar la tuya, regálate esa esperanza, ayuda, y energía que cada día llevas a otros...
Un abrazo cálido y si no hay novedad nos seguiremos leyendo.

Violeta (Pilar Lázaro) dijo...

Gracias Alondra. Eso se intenta, aunque ya sabes que no siempre se consigue... del todo.
Cuídate mucho, te queremos!

Matute dijo...

Vínculo, ternura, AMOR... como el que sentimos por ti, yo mismo y nuestro gran amigo peludo que tanto nos llena y tanto nos quiere!!!
Un par de besos enormes de parte de los dos.

Violeta (Pilar Lázaro) dijo...

Gracias a ti, querer... y al peludo. Un besazo para cada uno!