Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



martes, 24 de noviembre de 2009

Felicidades...ayer fue tu cumpleaños!


Lorenzo vive solo, tiene más de 70 y un tumor orofaringeo. Su mujer falleció hace tres años, se cayó del balcón. Le dejamos tiempo por si quiere continuar pero… se emociona y comienza a llorar, será mejor continuar otro día si él quiere...
Tiene una casa preciosa y es muy querido en el pueblo pero, aunque rodeado de gente que le quiere, se siente solo.
Lo que más le preocupa es el dolor y que le cuesta tragar los sólidos, también las pastillas, tiene suerte que en el albergue al que acude a comer cada día le trituran la comida, además el se hace batidos de frutas para merendar. Un médico le dijo que debería plantearse el vivir en una residencia, pero el quiere estar en su casa…Nos enseña todos los rincones. Se emociona de nuevo…

Nos despedimos y vamos hacia el coche. Suena el móvil, es la mujer de Felipe...está muy nerviosa porque hoy Felipe se ha levantado muy débil, no puede apenas caminar y le nota desorientado. "¿Habrá que ingresarlo?.Estoy preocupada"

Cambio de planes...vamos a ver a Felipe.

Felipe todavía no está jubilado, hace un mes caminaba por casa y nos contaba que cada mañana hacía un rato de bicicleta estática para fortalecer las piernas. La debilidad era lo que más le preocupaba. Hoy hemos estado con él y no podía dar un paso, lo hemos intentado. Hablamos con su mujer que esta hecha un mar de dudas, nos pregunta sobre la alimentación, sobre cómo “manejarlo”, sobre la conveniencia de una silla de ruedas, y él nos mira. ¿En que pensará?
- ¿Que te parece a tí Felipe?
- No sé. Estoy desorientado...no tengo fuerzas.
-Por cierto…ayer fue tu cumpleaños…¡felicidades!
- Gracias…- y pone la mejilla para que le de un beso.

Hoy es uno de esos días tristes...y emocionantes.

5 comentarios:

C.S. dijo...

tristes, emocionantes, duros y tu pequeña saltamontes, SOLA. Eso si que es duro!!!, pero ya sabes donde estamos.

Firmado: La del otro coche.

Violeta dijo...

Pero qué bonito escribes compi!!!
Es como si lo estuviéramos viviendo,...te he sentido muy cerca y me he emocionado contigo.
Besos mil hermosa.

Amarilis dijo...

Gracias, compis, ya sabéis que os echo de menos...MUCHO!! Me alivia saber que me entendéis, que os metéis en la historia y también os emocionáis...
Para el saltamontes del vallecito...todo son oportunidades, je,je!!
Besos

Alondra dijo...

Os felicito y os doy las gracias por esa vocación, por esa respuesta de ayuda...
Es importante "la salud" pero sobre todo la armonía y el equilibrio del "paciente" y cada vez que vengo a esta ventana me haceis sentir que la sensibilidad todavía existe.
¡Qué la vida os sonría!

Maria dijo...

Amarilis querida....¡que bueno sentirte asi de "implicada" con los pacientes!...."implicada" como algunos nos lanzan la palabra casi como insulto, como gran amenaza...no saben lo que pierden con tanta frialdad.
Es una maravilla sabernos que somos un equipo, que nos rodea el sufrimiento pero tambien la ternura, y que nos dejamos la piel en cada hogar. Un abrazo enoooorme para ti, lo estas haciendo genial. Te queremos, pequeñuela.