Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



jueves, 10 de febrero de 2011

hay días... hay ratos... hay momentos...

... en los que dices: "hasta aquí".
Hay temporadas en las que todo se te hace demasiado, en las piensas que ya no te caben más momentos difíciles que en realidad no son tuyos... ni de los tuyos. Hay días en los que piensas que presenciar un momento difícil más se convertirá en la gota que colma el vaso de tu capacidad de seguir trabajando en esto.
Pues hay días como los de hoy... en los que todo te resulta DEMASIADO...

5 comentarios:

Antonio R. dijo...

¡Venga chicas! que lo que os pasa es que necesitais un kit kat, un poquito de sosiego para coger impulso y energía , esa energía que luego derrochais a raudales en un trabajo extraordinario junto a aquellos que sufren de lo lindo para aliviarles de una forma primorosa, con sensibilidad y cariño, con dulzura y dignidad, como vosotras sabeis hacer las cosas. Os necesitan , os necesitamos mucha gente , así que tomaos un respiro y .....adelante. Hoy os mando más besos y abrazos que otras veces.

Paco dijo...

Hay días en que cuesta hasta respirar y duelen hasta las pestañas, pero aunque cueste hay que pensar que cada día que pasa, cada jornada de duro trabajo bien hecho, es un regalo para alguien.
Un abz.
P.

C.S. dijo...

Gracias Antonio R. a veces te da miedo acercarte tanto al borde de ese precipicio llamado "burnout"... pero te aseguro que los besos y los abrazos han llegado.

Hola Paco... hay días... hay ratos... hay momentos en los que alguien te dice algo así y te sirve para dar un pasito atrás en el precipicio ese del "burnout" que he comentado antes.
Gracias y un beso.

Anónimo dijo...

En esos días en que piensas que no vas a poder más... ojalá te ayude ver que esa gota que colma tu vaso seguramente habrá contribuido a vaciar un poco el vaso de esa gente a la que estás acompañando... y como dices, te alejes un poco más del precipio...
Mucho ánimo para seguir dándoos cada día. Y muchas gracias por compartir a través de vuestro blog lo que vivís en ese día a día.

C.S. dijo...

Gracias por tus palabras anónimo. Es una maravillosa manera de ver el día a día.