Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



sábado, 5 de febrero de 2011

MoRiRNoS mientras ViViMoS...


Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee, quien no escucha música,
quien no halla encanto en si mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos senderos,

quien no cambia de rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con desconocidos.

Muere lentamente quien evita una pasión
y su remolino de emociones,
aquellas que rescatan el brillo en los ojos
y los corazones decaídos.

Muere lentamente quien no cambia de vida
cuando está insatisfecho con su trabajo o su amor,

quien no arriesga lo seguro por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quien no se permite al menos una vez en la vida
huir de los consejos sensatos...



Pablo Neruda


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ánimo y fuerza tras esa búsqueda de lo incierto, tras ese sueño que nos permitirá hacer frente y rivalizar con los consejos sensatos. Ahí está el atractivo, intentar hacer realidad los sueños.
Un beso muy fuerte, Violeta.

Matute.

Violeta dijo...

La fuerza y la confianza es el motor de nuestros sueños, la oportunidad es la que nos enseña el camino.
Besos Matute.

Cassiopeia dijo...

Ah! Pablo!
Más vivo que nunca!
Gracias por recordarnos que vida es cambio, transformación, color, luz, renovación, riesgos nuevos, aventuras... descubrir y aprender...
Besos

Violeta dijo...

Hola Casiopeia!
Es una alegría verte pasear de nuevo.
Muchos besos