Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



domingo, 30 de junio de 2013

DeJaR De HaCeR...


Se dice que nadie puede mirar seguido al sol sin apartar de vez en cuando la mirada, ya que podría quedarse ciego. Con la muerte y con la enfermedad ocurre lo mismo.

Mientras no miramos, o miramos de reojo, dejamos que el calor nos inunde, reímos, nos confesamos, nos miramos, nos sorprendemos,…  vivimos y sentimos como nos salpican pequeñas gotas de felicidad.

Siempre he creído que la felicidad está hecha de pequeñas grandes cosas, a veces muy diferentes entre sí, que suceden de manera no continua pero casi, y que tienen algo en común,… pasan por el corazón y salen de él (como la sangre), entran por los ojos, la piel, la boca, por el aire y van a la aurícula, dejando un rastro de estrellas y emociones, sufren el borboteo de las válvulas, que se abren y cierran formando un remolino de colores, y pasan al ventrículo, de donde salen llenas de fuerza y de vida, para seguir dándonoslo todo. 

Solo hay que mirar y disfrutar, dejarse hacer… dejar de hacer para sentir, para creer, ahí lejos, tan cerca. En la punta de los dedos, en la comisura de los labios.

Hoy sonrío, un día más.

Alma
 

4 comentarios:

Antonio R. dijo...

Sigue disfrutando querida Violeta, paladea cada instante , cada mirada, cada sonrisa, cada susurro.....y ¡vive!. Besazo

Violeta dijo...

Lo intento, querido Antonio, aunque a veces, ya sabes, es difícil. Otro besazo grande para ti.

Cassiopeia dijo...

Difícil, o no, es la mejor gasolina para transitar los senderos de la vida, sean carreteras principales, o las secundarias.
Abrazotes apretados, Violeta.

Violeta dijo...

Tienes toooda la razón, hermosa. Un beso bien gordo, Cassio.