Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



viernes, 11 de octubre de 2013

Día Mundial de los CUIDADOS PALIATIVOS

Mañana 12 de octubre (el segundo sábado de octubre), además de otras cosas...  se celebra el Día Mundial de los Cuidados Paliativos. Es una jornada organizada anualmente por un comité creado especialmente para ello en el seno de la Alianza Mundial para los Cuidados Paliativos, red de centros, organizaciones regionales y nacionales de cuidados paliativos que apoyan su desarrollo a lo largo de todo el mundo.

Desde aquí os dejo este "pensamiento" que pretende hacernos reflexionar en este Día Mundial de los Cuidados Paliativos sobre el derecho que todos tenemos (y muchos desconocen) a unos Cuidados Paliativos de calidad:

Son tiempos duros para toda la sociedad: ¿Quién no conoce una familia con problemas económicos, ¿Quién no tiene noticia de alguna familia con todos sus miembros en el paro? ¿Quién no sabe de un joven que ha tenido que dejar de estudiar para buscar trabajo? ¿Quién no tiene un conocido que tiene que vivir de la pensión de sus padres?
 Pero ¿quién no tiene un familiar o amigo que necesita Cuidados Paliativos?
 Los profesionales que trabajamos proporcionando a nuestros enfermos Cuidados Paliativos queremos pedir- a quienes hayáis respondido a la última pregunta “Yo no tengo ninguno”- un minuto de vuestro tiempo: el suficiente para leer este artículo. Y para hablar con la voz de los que no se oyen: de los enfermos terminales, de los oncológicos, los encamados, los pacientes crónicos con enfermedades complejas, y de sus familiares.

 No vamos a empezar diciendo “Vamos a ahorrar tanto y cuanto”, como estáis tan acostumbrados a escuchar en las ofertas que os llaman a la hora de la siesta, y que casi siempre os intentan vender una promoción que no necesitáis.
 Los Cuidados Paliativos no ahorran dinero. No os lo creáis. Reparten mejor, que no es lo mismo.
 En la Sanidad no hay que ahorrar dinero. Hay que distribuir mejor lo recaudado con los impuestos. Hay que gastar más donde se necesita, y menos donde no hace falta. Ayudar a las familias a que cuiden a su familiar en casa mientras puedan hacerlo, e ingresar al que lo necesite. Evitar fármacos innecesarios, caros y dañinos para el enfermo, y limitar las pruebas complementarias – agotadoras y dolorosas odiseas del enfermo por los hospitales- a lo estrictamente indispensable.
 Todos queréis, seguramente, que se dedique más inversión a la Sanidad. Estamos de acuerdo. Es para todos, y un día podemos necesitarla. Pero pidamos que un poco de ese dinero sea destinado a los Cuidados Paliativos, porque ésos, sin duda, todos los necesitaremos. Y si no, malo.
 Pero, de dinero, poco. Pidamos, mejor, un poco de atención para este tipo de asistencia. Que los Cuidados Paliativos se incluyan en los planes de estudios de las Universidades. Que todos los que trabajan en Sanidad también sean adiestradas en ellos. Que la sociedad reciba más información, pueda debatir más, y manifestar sus preferencias, porque tienen derecho a ello. Y, necesidad más urgente y cercana al ciudadano, que los profesionales de Atención Primaria y Atención Especializada reciban también Formación adecuada en Cuidados Paliativos.

 Por último, quizás lo más importante: que a quienes trabajamos en Cuidados Paliativos se nos demande cada vez más. Extensos conocimientos, mayor experiencia, formación específica, mejores aptitudes y actitudes que a los demás, mayor interés por nuestros enfermos…
 ¿Le parece raro que, con la que está cayendo, unos trabajadores no pidan más dinero, y sí que se les requiera mayor competencia profesional?
 No se extrañe; dígalo en voz alta: "queremos que los profesionales que trabajan en Cuidados Paliativos sean seleccionados de acuerdo a un perfil profesional exigente y riguroso. Y queremos unos buenos Cuidados Paliativos, porque tenemos derecho a ellos".
 Usted dígalo. No tiene nada que perder, y todo a ganar.









2 comentarios:

Antonio R. dijo...

La historia se repite en todos los rincones de España, estamos en manos de unos impresentables que se han cargado el principio de igualdad, mèrito y capacidad para cubrir cualquier puesto público y lo sustituyen por la antiguedad como si ésto fuera el ejercito de Pancho Villa. ¡Animo y seguir presionando a ver si esta gentuza cambia la disposición aunque sea a golpe de collejas en la prensa y donde haga falta. Besos mil

C.S. dijo...

Hola Antonio, por lo menos nos queda aún derecho al pataleo.
A todos nos gusta que cuando estamos enfermos los médicos y las enfermeras que nos traten sean buenos profesionales, competentes, formados... para que nos curemos lo más pronto posible... pero cuando nos morimos también es importante que el profesional que nos trate sea igual de competente y sepa tratar ese momento de la vida al que indudablemente todos vamos a llegar.