Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



domingo, 2 de diciembre de 2018

CoN eSCuCHaRLo uNa VeZ, Ya BaSTa...


Y me pierdo. Me pierdo en el mar, entre las montañas, pisando hojas amarillas, escuchando el rumor de las olas, viendo el ocle rojo esparcido en la arena, sintiendo el frío en la piel.

Porque se me apodera el sufrimiento. Me duele Luis cuando sale de la habitación al tiempo que nosotras entramos en ella. Me duele que le duela no querer escuchar una vez más que su mujer se muere, Con escucharlo una vez ya basta”. Me asombra la biografía de su hija, me quedo con la sonrisa de su madre. Escucho historias de generosidad, de lealtad y de amor, de guerra y dolor, en blanco y negro y en color, escondidas entre un rumor de visillos, enmarcadas por tristes miradas que tras unos minutos de conversación, no más, se tornan risueñas y nos devuelven la vida. La vida que intentamos dar, la que nos transforma mientras la vivimos.

Mi quehacer diario se convierte en mi vida y viceversa… Y me pierdo.



1 comentario:

Paula Cruz Gutiérrez dijo...

Y te pierdes porque eres paz, porque con tu sola presencia el corazón se aquieta y los temores se claman.