Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



martes, 19 de enero de 2010


Existen numerosos factores relacionados con el cáncer que pueden afectar la vida sexual del paciente y de su pareja.

Se ha descrito que la anemia y la anorexia, tan frecuentes en los enfermos oncológicos, pueden provocar dificultad en la actividad sexual. También los tratamientos y las secuelas que los mismos provocan, pueden dañar una o más de las fases de la respuesta sexual. La disminución del deseo sexual puede estar asociada a la depresión del sistema nervioso central a consecuencia del dolor, la astenia, la demencia, algunas medicaciones (opioides, antieméticos, neurolépticos, tranquilizantes, antiparkinsonianos, tratamientos hormonales,...), etc.

Las localizaciones tumorales que afectan más frecuentemente la esfera sexual en el hombre son: próstata, testículos y pene; en la mujer: mama y cáncer ginecológico, y en ambos: cáncer de vejiga, colorrectal, linfomas, leucemias,...Otras localizaciones, como los tumores de cabeza y cuello y de pulmón pueden afectar el funcionamiento sexual al generar trastornos como la disnea, alteraciones de la imagen corporal y la autoestima, depresión,...

Secuelas tras el tratamiento quirúrgico y/o radioterapia, producen cambios de la imagen corporal, que pueden causar sentimientos de desagrado hacia si mismo y hacia la pareja.

Además, sea cual sea la localización clínica, en todas las disfunciones sexuales de los pacientes oncológicos, los problemas orgánicos están muy ligados a los factores psicológicos: creencias, impacto emocional de la enfermedad, motivaciones, afrontamiento,...

Pero la sexualidad sigue siendo una necesidad de la persona enferma, aún en estadios avanzados, y aunque disminuya el interés o la capacidad para realizar el coito, se mantiene presente, e incluso puede aumentar, la necesidad y el deseo de proximidad, contacto físico y afecto, que puede adoptar variadas modalidades de presentación.
Hay que concebir la sexualidad en su más abierta y flexible extensión.


Avances en Cuidados Paliativos.
Marcos Gómez Sancho