Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



sábado, 23 de noviembre de 2013

Todo el mundo sabe que va a morir... pero nadie se lo cree.


"Mi viejo profesor impartió la última asignatura de su vida dando una clase semanal en su casa, junto a una ventana de su despacho, desde un lugar donde podía contemplar cómo se despojaba de sus hojas rosadas un pequeño hibisco. La clase se impartía los martes. Comenzaba después del desayuno. La asignatura era el Sentido de la Vida. Se impartía a partir de la experiencia propia. No se daban notas, pero había exámenes orales cada semana..."


Morrie Schwartz, un profesor de sociología retirado, sufre una ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Mitch Albom, antiguo alumno de Schwartz, vuelve a entrar en contacto con su viejo profesor al enterarse de la noticia, y le visita en su hogar en Boston cada martes para discutir sobre la vida y la muerte. 
Buscando una manera de pagar las facturas médicas que genera la enfermedad de Schwartz, busca un editor para el libro que está escribiendo sobre sus visitas. Aunque fue rechazado por muchas editoriales, Mitch Albom finalmente logró cumplir su deseo antes de la muerte del profesor. 

'Martes con mi viejo profesor', invita a reflexionar acerca de por qué las personas se sienten tan frustradas hoy en día, tan insatisfechas e infelices con su vida. La respuesta está muy clara a los ojos de Morrie Schwartz: la gente persigue los valores equivocados en un mundo en que todo ha de ser inmediato y donde todo es reemplazable.

" Vamos a empezar con esta idea - Dijo Morrie -. Todo el mundo sabe que va a morir, pero nadie se lo cree. Si nos lo creyéramos, haríamos las cosas de otra manera"


4 comentarios:

cora dijo...

que triste... nadie esta preparado creo yo para morir...

besitos para tu dia

C.S. dijo...

Sin embargo es algo inherente a la vida, al vivir, al nacer.
Y estoy de acuerdo con lo que dice "el viejo profesor"... si fuésemos un poquito conscientes de esta verdad con mayúsculas, haríamos las cosas de otra manera.

Besos para ti también Cora y gracias por tu comentario.

medicoypaciente.com dijo...

No estamos nunca preparados para morir..

"Especie en eterna extinción" dijo...

"Tal vez nadie este preparado para morir porque debes aprender por ti mismo, de la misma manera que nadie puede enseñarte a vivir, solo aquel que hace consciencia de la vida" (╯3╰)