Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



miércoles, 13 de mayo de 2015

BueNaS iNTeNCioNeS...

¿Queremos que nos traten “como un rey”?
 
Cuando la ayuda anula, incapacita y/o humilla, cargada de “Buenas Intenciones" ... Eso es lo que nos cuenta el corto de Marta Rubio.
 
Necesitamos, más que las buenas intenciones de otros, que se respeten nuestras intenciones. Y eso no está en confrontación con la edad o ningún grado de dependencia. La atención integral requiere de la persona cuidadora aprender a escuchar y a preguntar, favoreciendo siempre el desarrollo completo de la persona cuidada. Exige respetar al máximo su dignidad y autonomía, fomentando las capacidades personales para una vida lo más independiente posible. Todo ello dentro de una comunidad en la que se puede y se debe participar.
 
El protagonista del corto ni siquiera muestra signos de enfermedad, simplemente es “mayor” y probablemente se siente “vulnerable” tras la pérdida de su esposa. La respuesta de la persona que ha decidido cuidarle se fundamenta en el miedo: miedo al dolor por la muerte del ser querido, miedo a que exprese sentimientos, a que decida, a un accidente, a los “peligros de la calle”… Y ese miedo se traslada al cuidado, transformándose en una aparente “segura inacción”.
 

 
En el corto se dice: “Los hijos han de cuidar a los padres como éstos a su vez hicieron con ellos”… Pero… cómo se cuidó a los niños?, un sujeto “cuidador” y un objeto “cuidado”?
Y cuándo se pone más difícil?, en el caso del Alzheimer, demencias y otras enfermedades…?