Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



martes, 21 de octubre de 2008

Una vez hechas las presentaciones... vamos a dejar de ser tan políticamente correctas.
Vamos con un poco de teoría, vale?. Para entender un poco el sentido de lo quÉ hacemos y cÓmo lo hacemos.

Un aspecto muy importante en el que nos centramos es el DOLOR. Así que hoy empezaré hablando de...

LA ESCALERA ANALGÉSICA DE LA OMS... esta es su historia.






La Organización Mundial de la Salud (OMS) diseñó un método simple, validado y efectivo para asegurar una terapia razonable para el dolor por cáncer (World Health Organization, 1990 y l996). Este método es efectivo para aliviar el dolor en aproximadamente el 90% de los pacientes con cáncer (Ventafridda, Caraceni, and Gamba, 1990) y en más del 75% de los pacientes terminales con cáncer (Grond, Zech, Schug, et al., 1991). Este manejo esta basado en el concepto de la escalera analgésica.
Los cinco conceptos esenciales de la terapia farmacológica de la OMS para el dolor por cáncer son:


* Por vía oral.
* Con horario.
* Con la escalera.
* De manera individual
* De manera sencilla
Los fármacos del primer peldaño de la escalera analgésica están indicado para el dolor leve a moderado. Son el ketorolaco, paracetamol, aspirina u otros AINE. Se pueden usar adyuvantes para aumentar la eficacia analgésica o bien para tratar síntomas asociados que exacerban el dolor y proporcionar una actividad analgésica adicional en los diferentes tipos de dolor.
Cuando el dolor persiste o aumenta, se le debe agregar al AINE (no sustituir) un fármaco del segundo escalón. Los fármacos (opioides débiles) en este peldaño son comunmente administrados en combinaciones fijas con AINES, dado que esta combinación proporciona analgesia adicional (Weingart, Sorkness, y Earhart, 1985). Pero los productos con combinaciones fijas pueden ser de utilidad limitada por la dificultad para manejar cada medicamento por separado. Por ejemplo algunas combinaciones tienen un contenido bajo de opiode débil (p.ej tramadol) pero un contenido elevado de analgésico del primer escalón (p.ej paracetamol ), pudiendo producir toxicidad relacionada con la dosis del AINE. Por eso siempre se prefiere los fármacos sin combinaciones.
Si el dolor es persistente o de moderada a severa intensidad debe tratarse con un opioide más potente, son los del tercer escalón o incrementando la dosis del que se le esté administrando. La codeína, tramadol, pueden ser reemplazados con opioides más potentes (usualmente morfina, oxicodona, metadona, fentanilo ), como se describen a continuación.
El tratamiento para el dolor persistente relacionado con el cáncer debe administrarse con horario y con dosis adicionales según la intensidad del dolor, pues la administración con horario mantiene un nivel constante de fármaco y ayuda a prevenir la reaparición del dolor y no olvidarse de los rescates para los episodios irruptivos.
Interesante, no?, pues mañana más.
Aunque a mí... me sigue gustando la que diseñó Marcos Gómez Sancho... un segoviano (canario de adopción )dedicado en cuerpo y alma a los Cuidados Paliativos.