Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



viernes, 4 de septiembre de 2009


C.M.Parkes habla sobre la relación de ayuda. La esencia está en la conducta educativa de ayuda. El objetivo general es ayudar a otra persona a sentirse valorada, respetada e ingeniosa al máximo, ya que sus horizontes están limitados por el impacto de la enfermedad. Tener habilidades para la relación de ayuda es algo que cualquier profesional del equipo debe tener. La aplicación de estas habilidades está encaminada a que la familia pueda pensar a través de lo que está haciendo, a fin de que puedan tomar sus propias decisiones.

C. Rogers propone como fundamentales varios principios:
La capacidad de respeto hacia los otros y el no enjuiciamiento. Animar a las familias a que tomen sus propias decisiones en lugar de hacerles adoptar las que los miembros del equipo consideran mejores. Evitar aconsejar.
La empatía como habilidad para percibir los sentimientos experimentados por las personas y demostrarlo.
La sinceridad. Ser uno mismo, aceptarse conociendo las propias limitaciones y entendiendo que las experiencias personales pueden condicionar las respuestas.

F. Torralba habla del cuidar como un arte, porque integra técnica, intuición y sensibilidad. En el proceso de cuidar, el diálogo es consustancial. “El cuidar presupone capacidad de diálogo, la conversión continua de emisor en receptor y de receptor en emisor...Cuidar a alguien es ayudarlo a expresar su vulnerabilidad, darle instrumentos de análisis y también de paz y de serenidad...Dos seres que dialogan establecen una complicidad de la cual el centro de gravedad es la interioridad, es decir, el espacio invisible del ser humano donde se engendran los pensamientos, las ideas, los sentimientos, las expectativas y la esperanza.”

Saber dialogar requiere ciertas habilidades, el diálogo conlleva un esfuerzo de profundización que lo diferencia de lo que supone mantener una conversación. Incluye en la conversación una forma de expresión filosófica que comporta una manera de pensar esencialmente no dogmática.

La habilidad de comunicación es un componente esencial para expresar. En lo que se refiere a la capacidad de entender es necesario escuchar, no solo las palabras, sino el significado que tienen dentro del contexto.

“El diálogo terapéutico en el contexto de la atención sanitaria, es el acto de comunicación por excelencia, puesto que se da a través de la relación cotidiana. No es necesario crear un clima que permita entrar en un tema en concreto, sino que surge espontáneamente entre profesionales y familiares. Éste se puede llevar a cabo realizando una higiene, una cura o compartiendo un café.”

4 comentarios:

Joseluinik dijo...

Antes de nada, gracias por hacer lo que hacéis, y por permitirme aprender con vuestras experiencias.

Dicho esto, tres cosas:
1. " El objetivo general es ayudar a otra persona a sentirse valorada, respetada e ingeniosa al máximo". Nunca se me hubiera ocurrido pensar lo de ingenioso, piensas que lo que necesitan es apoyo y consuelo en cantidades industriales, y te olvidas de la necesidad que tenemos todos de sentirnos útiles, e incluso puede que sea mayor necesidad que la del consuelo.

2."entendiendo que las experiencias personales pueden condicionar las respuestas." esto debe ser mega difícil. Yo sería incapaz de afrontar una situación, sin ir cargado con la mochila de lo bueno y lo malo de las anteriores, y por ello, influir en mis propias decisiones en uno u otro sentido... complicado.

3."El diálogo terapéutico en el contexto de la atención sanitaria, es el acto de comunicación por excelencia, puesto que se da a través de la relación cotidiana.". Si el dialogo se presentara a unas elecciones, tendría mi voto fijo, pero me ha resultado curioso el calificativo terapeútico, como si no fuera el mismo tipo de diálogo. No sé si se refiere al contenido en sí, vocablos técnicos, o a la forma de desarollarse la charla.

Las autopistas son demasiado aburridas, prefiero carreteras secundarias con curvas, paradas en la cuenta a ver el paisaje, el bar de Manolo y no el Travel-Coffe-Shop-Stop&Go, y arboles como rascacielos rodeándolas.

C.S. dijo...

Holaaaa!!! bueno, no se qué te contestara mi compañera Violeta que para eso el post es suyo. Pero decirte que eso mejor hablarlo delante de un café, nesquik...o lo que sea.
Gracias x pasarte.

Violeta dijo...

Hola Joseluinik.
Lo que quiero decir con diálogo terapéutico, a diferencia de otro tipo de diálogo más habitual, es que se da en el contexto de una enfermedad (en nuestro caso, terminal)y se basa en compartir con la familia y el paciente sus sentimientos y preocupaciones, sus dudas acerca de la enfermedad y la forma de afrontarla, intenta transmitir el apoyo necesario para que puedan implicarse en los cuidados y en la toma de decisiones, ayudar a asumir responsabilidades,...En fin, que intentamos que sean conscientes de que es muy importante la implicación del cuidador en el acto de cuidar, ya que el paciente se beneficia de los cuidados y la ternura que recibe, y el cuidador o cuidadores descubren cualidades y capacidades que quizás no sabían que tenían.
Además el hecho de "haber estado ahí, hasta el final", suele proporcionarles una paz interior, a nivel emocional, muy valiosa tanto para continuar en el momento presente como después de la pérdida.
Esto es más o menos lo que quería decir.

Violeta dijo...

Ah!! se me olvidaba.
Te agradecemos tu opinión y la de todos los que colaboran, porque nos ayudamos entre todos a hacerlo mejor, y además es un gustazo sentir que estos temas nos interesan a mucha gente.
Un abrazote.