Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



lunes, 10 de mayo de 2010

Las confesiones del doctor Sachs... (cine)




Martin Winckler, médico nacido en Argelia y que ejerció la medicina general en Francia hasta dedicarse definitivamente a la literatura, logró el Premio Livre Inter 1998 con su segunda novela, un auténtico éxito de ventas en Francia, éxito de crítica que también alcanzó el realizador Michel Deville en el Festival de Cine de San Sebastián de 1999 con la versión cinematográfica de la novela.
El protagonista de la obra, Bruno Sachs, es un médico rural francés. Conoceremos su forma de ser y de entender la medicina a través de las personas que le tratan a lo largo de su vida: su madre y algún familiar; sus pocos amigos; los profesores y médicos del Hospital donde estudió; los otros médicos de los pueblos vecinos; sus vecinos y, especialmente, sus pacientes: hombres y mujeres, niños, jóvenes y ancianos. Enfermos reales e imaginarios, vistos en la consulta, en sus domicilios o en los comercios del pueblo.
Por las páginas del libro vemos desfilar tanto a nuestra conocida paciente, la señora Renard, la que consulta dos o más veces por semana, como a esa otra a la que no conocemos (La consulta frustrada). Winckler describe con igual detalle los pasos de una entrevista clínica o de una exploración ginecológica, el reconocimiento físico completo o el seguimiento de la anticoagulación oral. Sin embargo, no estamos leyendo un manual médico sino auténtica literatura.
Con especial atención se dedica a describir las consultas y problemas de salud de niños y mujeres, pues Sachs colabora un día a la semana en un departamento de IVE. Esto le da pie a reflexionar por las muy diferentes circunstancias y sentimientos que rodean el aborto.
La mayoría de los capítulos del libro, sin retoque alguno, con sus descripciones realistas y estimulantes, constituyen un valioso material docente para trasladar la esencia y el día a día de nuestro trabajo a estudiantes de medicina y residentes de medicina de familia.
Aunque el sistema sanitario francés sea tan diferente al español las situaciones y servidumbres de la medicina son las mismas. Sin embargo, resulta curioso observar las peculiaridades que introduce la práctica privada en las relaciones con los pacientes y con los otros colegas. Las bajas laborales, los certificados médicos para cualquier cosa, los avisos a domicilio y las urgencias poco justificadas, la renovación de recetas parecen sacadas de nuestras consultas, mientras que las concesiones para mantener y atraer una clientela propia pueden servirnos para ilustrar el futuro que algunos desean para nuestra sanidad.
Desde su época de estudiante de medicina, Sachs es un médico algo peculiar en el ambiente conservador y burgués que le rodea. Se muestra particularmente rígido, casi fundamentalista, ante el secreto profesional o el tratamiento del dolor, al que la mayoría de los médicos parecemos ciegos. Siendo un médico del tipo "doctor todo va bien" da la mayor importancia a la comunicación y muestra un interés real por sus pacientes. Cree que siempre se puede hacer algo por el paciente, aunque sea hablar y dedicarles tiempo. Aunque muchos de sus casos parecen resolverse "demasiado bien" también se nos muestran algunos pacientes a los que no les gusta e, incluso, algún error sonado. 
 Parece difícil convertir en imágenes la maravillosa novela de Martin Winkler.  Sin embargo, Michel Deville lo consigue. Aunque difiere un poquito de la novela, es una de las indispensables del tema de CUIDADOS PALIATIVOS.


Las confesiones del doctor sachs (1999)
Cargado por ZedkaLunatica. - Todas las temporadas y episodios enteros online.