Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



martes, 4 de mayo de 2010

ReGaLo...


Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo.

Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.

Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz. Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen. Escucharía cuando los demás hablan y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate!

G. García Márquez

3 comentarios:

EL dijo...

Querida Violeta:
Me vas a perdonar si te complemento. Creo que esto lo escribió Garcia Marquez cuando estaba con un pie en el estribo, con algo de rabia y lucidez a la par. Seguía más o menos de esta forma:
"Si por un instante Dios me regalara un trozo de vida, escucharía cuando los demás hablan, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto no solamente mi cuerpo sino mi alma. Si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo y esperaría a que saliera el sol. He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subirla; he aprendido que cuando un recien nacido aprieta con su puño por primea vez el dedo de su padre lo tiene atrapado para siempre; he aprendido que un hombre solo tiene derecho a mirar a otra hacia abajo cuando ha de ayudarle para levantarse. Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien. Si yo tuviera un trozo de vida, no dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero cuanto la quiero y que nunca la olvidaré".
Gracias por tí, por vosotras y vuestro blogg.
Un duende nocturno.

Alondra dijo...

¡Hola Violeta!: yo también hoy llevo un poco la contraria, perdona...
El escrito es muy hermoso pero el verdadero autor es Johnny Welch,mejicano, licenciado en derecho y ventrílocuo que ha dado vida a más de veinte personajes sobresaliendo Don Mofles, personaje fresco, ocurrente y divertido que ofrece una faceta original al humor.
El poema fue falsamente atribuido a Gabriel García Márquez, incluso según parece al autor, le dolió mucho que el Nobel colombiano haya declarado que lo que podría matarlo hoy no es el cáncer sino "la vergüenza que alguien crea que de verdad fui él quien escribió una cosa tan cursi".
A mí el poema me encanta.
...He aprendido que un hombre
sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo,
cuando ha de ayudarle a levantarse.
Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes,
pero realmente de mucho no habrán de servir,
porque cuando me guarden dentro de esa maleta,
infelizmente me estaré muriendo.

Violeta dijo...

Hola EL y Alondra!!
Gracias mil por los comentarios, los complementos y por continuar el escrito, realmente es precioso!! Creo que los pensamientos más lúcidos suelen surgir en los momentos cruciales de nuestra existencia. No conocía a Johnny Welch, siempre se aprenden cosas...
Perdonar el retraso pero hemos estado fuera en un congreso, y las cenizas del volcán acaban de dejarnos llegar.
BeSoS y, por favor, continuar compartiendo cosas con nosotras, es un placer.