Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



domingo, 12 de abril de 2009

Tardes de hospital...

Ayer cambié carretera por hospital...
Y son curiosas las sorpresas que te pueden aguardar en una tarde aparentemente normal, tranquila... en el hospital.
Sucedió ayer... y no es que sea algo sorprendente, asombroso... simplemente lo escribo por la sensación que me quedó, que todavía no he sido capaz de definir exactamente.
Eran las 16:30 y entré en la habitación de M. a colocarle su hidratación subcutánea... estaba solo en ese momento, así que le acomodé un poquito en la cama, le limpié la boca ya que la tenía muy seca... en el cambio de turno me habían comentado que había empeorado y que tal vez no pasara la tarde, cuando me marchaba vi que su hija estaba en la puerta mirándome... no sé cuanto tiempo había estado ahí. Nos quedamos mirándonos porque no nos éramos nada desconocidas... no caí en ese momento, pero cuando me estaba lavando las manos... recordé!! era la cajera del súper.
Al cabo de media hora sonó el timbre de la habitación de M.... había fallecido. Cuando entré la hija se me abrazó... fue extraño, una persona con la cual tan sólo he hablado en estos términos: "Son 12,80, tome el cambio, gracias, buenos días". Me estaba abrazando, dándome un "gracias por todo", en un tono diferente al de su habitual "son 12,80, tome el cambio...",  porque su padre había muerto, intentando buscar consuelo, desahogo... no sé.
Todavía estoy intentando analizar mis sensaciones en ese momento...

3 comentarios:

ESteFaNia dijo...

C.S., ya sabes...el hospital es un mundo aparte, miras de otra forma y te miran de otra forma... Esto muy lejos de ser malo, a mi personalmente me encanta. Dejas de ser una desconocida y pasas a ser el consuelo y aliento de muchas personas...Asi también ellos a pasan a ser profesores que te enseñan multitud de cosas sin darte cuenta....De todo esto sabes tú mil veces más que yo....

C.S. dijo...

No pienso, ni creo que sepa más que unos u otros. Es más, siempre he tenido la idea, de que el día en que no me sorprenda nada, el día en que todo lo pueda ver como previsible, o piense que "todo lo tengo aprendido o sabido", ese día será el que me plantee dejar de trabajar con estos pacientes. Pensamiento de las 22:14, justo al salir de un domingo de curro. Estado anímico... por los suelos (sigo en crisis), estado físico... sinceramente... muy muy cansada.

ESteFaNia dijo...

ufff...como me gustaría poder hacer algo para subirte esos animos...al final mañana no voy al hospital, no me dejan por mi resfriado, pero el martes ya verás como me pasan mil cosas ...cuando te las cuente seguro q se te sube un poquito. Entiendo perfectamente como estas...jjj..yo el martes tengo un examen, sigo resfriada asi que no he salido ni estudiado nada durante vacaciones....eso me pone el animo por los suelos, asi nunca terminaré la carrera...jjj..besos y ANIMO