Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



jueves, 2 de abril de 2009

eL ReTo De uNa MueRTe DiGNa


Hablar de la muerte exige vencer grandes resistencias. La muerte, y no el sexo, es ahora el gran tabú. Es posible morir bien y sin sufrimiento, pero en España se sigue muriendo mal. Y en algunos casos, muy mal. Morir con dignidad y sin sufrimiento, es hoy algo así como una lotería: "Depende de dónde vivas y de qué mueras. En la sociedad de la abundancia, parece que podemos elegirlo todo, menos la forma y el momento de morir."(Màrius Morlans, director asistencial del hospital de Vall d´Hebrón, Barcelona).

Los servicios de Cuidados Paliativos apenas cubren una pequeña parte de los enfermos que los precisan. De modo que allí donde no los hay, morir bien depende del buen hacer y de la sensibilidad del médico que atiende al paciente terminal. Existe una gran variabilidad en la atención, incluso dentro del mismo hospital y con el mismo protocolo.

"Atender bien a un paciente terminal supone asumir riesgos. Pero en estos casos, el uso de la analgesia no debe medirse por los posibles efectos secundarios, sino por el beneficio que aporta al paciente." (Antonio Sacristán, oncólogo del equipo de Cuidados Paliativos del centro de salud Jazmín de Madrid)

Hay que tener en cuenta que cuando un moribundo sufre, no sufre solo: "La calidad de la muerte no sólo implica pensar en el que se va, también hay que pensar en los que se quedan. El profesor Aranguren decía que la muerte ha de tener un decoro. La familia ha de poder salir de ella con una sensación de dignidad.

Más de la mitad de los pacientes (54%) fallecen en el hospital, y el 40% de ellos son pacientes oncológicos. Además el 35% de las defunciones hospitalarias ocurren en el servicio de urgencias y otro 20% en la unidad de cuidados intensivos, que por definición, implica una muerte altamente tecnificada. Eso significa que más de la mitad de los pacientes mueren en lugares que no están diseñados para atender el proceso de agonía." (Màrius Morlans)


El reto de una muerte digna
Milagros Pérez Oliva
El País, 30-05-2005