Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



jueves, 10 de julio de 2014

Discontinuación... desesperanza... desconfianza...


café por Fridacoustic

El oncólogo me ha dicho que en el último TAC el tumor había crecido.
El oncólogo me ha dicho que en el último TAC se veían algunas otras "manchas" que no se veían en el anterior.
El oncólogo me ha dicho que tengo que salir del ensayo... creo que ha dicho algo así como "discontinuación" del tratamiento... no me ha gustado nada esa palabra.

El oncólogo me ha dicho muchas más cosas que no recuerdo... pero ninguna sonaba bien, recuerdo que ha dicho algo de seguir con pastillas.

Lo que se le ha olvidado es darme algo... no sé, algo de "esperanza"... tal vez. 
O decirme qué he de hacer ahora, qué alternativas tengo... le he estado a punto de preguntar si puedo morirme si abandono el tratamiento... pero estaba mirando el ordenador y luego unos papeles... bufff, no sé si le hubiera sabido bien que le preguntara eso.
También se me ha olvidado decirle que últimamente tengo bastante dolor aquí detrás, la última vez que vine ya lo tenía... aunque era un poquito más suave... ahora hay veces que ni me deja dormir. El médico me dijo que era normal tener dolor y no me dio nada. Hoy no le he querido preguntar si me daba algo, bastante tenía el pobre con la de pacientes que tenía que ver hoy, estaba la sala de espera llena.

Conversación escuchada en la cafetería de un hospital: 11:00 am.


6 comentarios:

Buru dijo...

Qué falta de empatía, qué carencia de habilidad social para explicar, para ponerte en la piel del otro, de tratar con personas y no con carne y huesos sentados ante ti que se encuentra desamparada y llena de dudas y preguntas que ni se atreve a formular si quien tiene enfrente se enconde en sus papeles o su ordenador. Es muy triste, sobre todo porque es la generalidad de muchos casos.

C.S. (Marisa de la Rica) dijo...

Afortunadamente hay profesionales excelentes, empáticos y profesionales. Pero es cierto, es muy triste que la relación médico-profesional sanitario esté en ocasiones rodeada de sensación de desamparo, desconfianza y en definitiva desesperanza.

Gracias Buru.
M.

Ana Belén López Cadenas dijo...

Una triste realidad diaria. Una cosa es lo que contamos en la consulta, los sanitarios, y otra cosa es lo que oyen los pacientes.¿Dónde perdemos la comunicación?
Mi enFFermero de esta semana para este post.
Saludos

iñaki peña dijo...

Gran post. El dolor ajeno siempre es exajerado...

Gran canción.

Esilleviana dijo...

Es cierto, hay toda una variedad de profesionales que nos atienden o ignoran. Realmente, supongo que llegará un momento en que solo somos un puesto, un lugar en la lista que dependiendo de cómo se encuentre ese día, de qué complicaciones tenga a lo largo de la jornada, estas personas mostrarán una actitud u otra. Pero en el fondo creo que los oncólogos están hecho de una pasta especial, capaz de ponerse en el lugar de sus pacientes, sobre todo si es la primera visita. Me agradó encontrar tu blog.

un saludo

C.S. (Marisa de la Rica) dijo...

Gracias por tu comentario, Ana Belén... una pregunta interesante la que planteas. ¿Dónde perdemos la comunicación?
Ese instrumento tan interesante y tan barato como es comunicarnos.

Iñaki, gracias también por tu comentario. Es cierto lo que dices.. el dolor ajeno es siempre exagerado por eso el ponernos en el lugar del otro es una buena herramienta. Como ves hoy también tiene su banda sonora.

Esilleviana, bienvenida a este blog y gracias por tu comentario. Por supuesto que hay EXCELENTES profesionales, con todas las características necesarias para serlo.Pero a veces...