Este es el blog de un equipo de Cuidados Paliativos... trabajamos "a pie de cama", en el domicilio del paciente, en su espacio más íntimo y personal.

Todos los días hay un viaje distinto, duro, sorprendente, triste, emocionante... y con un final.

¿Nos acompañas?.



miércoles, 21 de octubre de 2009


Como ya hemos comentado otras veces, de vez en cuando, en este trabajo, conviene descansar, tomar aire, ya que no es fácil convivir con la muerte y su cortejo a diario.

Se nota en muchos detalles, por ejemplo que en ocasiones uno se implica menos, a veces te sientes como ausente, la mente se evade sin darte cuenta y te deja sola en mitad de una visita.

Porque esto es mucho más que un trabajo. Es una oportunidad de crecer (es cierto que ayudar a morir enseña a vivir), de aprender a asumir situaciones difíciles, entrañables, duras, cargadas de emotividad que debes aprender a canalizar, de enseñar lo poco que uno sabe y que en muchas ocasiones va a ser muy útil, con personas que pasan de ser unas perfectas desconocidas a formar parte de tu vida y tú de la de ellos. Es algo muy serio que implica un gran compromiso, estamos allí en momentos cruciales de la vida, acompañándoles en el camino que les conduce a la muerte, y de nosotras depende en gran parte cómo va a ser el último tramo, que ese camino sea doloroso o no, y que el recuerdo de los últimos días, de los últimos instantes, sea tormentoso para los familiares el resto de su vida o sea un recuerdo con el que podrán convivir sin más dolor del necesario.



7 comentarios:

C.S. dijo...

Pero que bien hablas mi chica... Hoy me ha encantado estar con vosotras esta mañanita... lo tenemos que repetir.

Violeta dijo...

Es verdad, tenemos que buscar un día cada X tiempo para ponernos en común. Es necesario por salud mental y encima lo pasamos bien...

Fete dijo...

Hola!!!

Llego un poquito tarde hacer la visita, venia a felicitarte por el premio de Bichita23 al igual que a premiado mi blog.

Saludos y Felicidades.

Estrella Altair dijo...

Bueno paseaba por la red y lei tu post... y francamente..

TE LO AGRADEZCO

A veces muchas, tengo la sensación de que en vuestro sector, médicos y enfermeras, hay una especie de insensibilización, que... es terrible..

.... y sentir.. que alguien... que esta metida en ese mundo tan dificil... se lo plantea, le duele, le cuesta...que lo siente, que es humana... me alivia mucho..

Un abrazo y volveré..

Violeta dijo...

Por suerte somos bastantes los que disfrutamos con lo que hacemos y valoramos lo que tenemos entre las manos.
Me alegro de tu paseo por aquí y de que vuelvas a menudo.

Bichita23 dijo...

En ese trabajo más que ninguno, hay que desconconectarse, salir del circulo respirar y de nuevo a la misión.
Sabes que hay personas que están casi muertas en vida, yo cuido una de ellas las más amada de todas, y que cada día es morir un poco con ella, nadie sabe como va a ser el fin, pero cada día es una tormenta, pero sin nadie que me acompañe para ser menos dolorosa la prueba, doy lo que puedo dar y más pero nada es suficiente..

Saludos Chicas

C.S. dijo...

Nunca digas que nada es suficiente. Piensa que lo que la das... es lo necesario, lo que necesita en ese momento. Y piensa que estar con ella y que ella te sienta cerca es mucho más que darle de comer, asearla, o vestirla... es el ESTAR, el que no tenga miedo a lo que ella está experimentando; el miedo a no saber, miedo a tener la sensación que tu comentas,a la ir muriendo poco a poco. Tu la cuidas y lo ves... ella lo siente en su cuerpo.